La cara Oculta

Meryl Streep, el encanto de su discreta vida familiar

Meryl Streep es famosa por muchas cosas, pero todas ellas relacionadas con su trabajo como actriz. Es conocida por la cantidad de nominaciones a premios Oscar que ha obtenido y también por los que ha ganado, por sus actuaciones en esta o en aquella película, pero lo que es prácticamente desconocido para la mayoría es su vida familiar. Ella ha logrado lo que casi nadie consigue en Hollywood, mantener a su familia al margen de la fama y sus implicaciones.

Su vida familiar puede decirse que es como la de cualquier hija de vecino, sin escándalos, sin excesos, sin grandes titulares o historias ocultas.

Y es que hasta sus amores han sido como los de cualquier chica normal. Tuvo un gran amor, el también actor  John Cazale, 14 años mayor que ella, y quien apenas tres años después de haber comenzado a llevar una  vida en común con Meryl Streep, falleció de un cáncer óseo. Esta relación con tan triste final mostró mientras duró, que ellos eran una pareja distinta a la mayoría  de las del medio, se complementaban, tenían planes respecto al tipo de papeles que querían interpretar, querían formar parte de un cine más comprometido. Pero el destino no lo quiso así y repentinamente la actriz se vio viviendo en la realidad, el mayor drama que una joven mujer puede enfrentar y es ver decaer físicamente al hombre que ama, permanecer a su lado dándole soporte y fortaleza  para finalmente verlo morir en 1978.

Los primeros meses luego del fallecimiento fueron momentos terribles, sin embargo apareció alguien que le ayudó a superar esta etapa  y con quien se casó ese mismo año. Ese salvador es  Don Gummer, un escultor que ya tenía reconocimiento antes de conocerla y con quien mantiene una relación matrimonial estable y ha formado una familia.

El secreto de esta unión tal vez esté en la preocupación de ambos por guardar celosamente su intimidad. Quizás por ello nunca se los ha visto posar para revistas,  abrir las puertas de su casa a los medios o mostrarse como padres. Para ellos su vida personal es un asunto familiar y es la actividad profesional la que muestran a los ojos del mundo.

Y es que este matrimonio que ya lleva 40 años juntos y que han criado cuatro hijos, lo ha hecho como cualquiera de nosotros lo hace, comenta Juan, un técnico especialista en electricidad. Esta pareja  educó a sus hijos, trato de darles lo mejor que podía y ella en las oportunidades en las que fue madre, se apartó de la vida artística para dedicarse a sus pequeños. Ellos lograron algo realmente muy difícil, combinar sus carreras profesionales con su papel de padres y esposos.

Pero cuantos hijos tiene? Que hacen? Esta pareja tiene cuatro hijos, tres hembras y un varón, este último que fue el primogénito y lleva por nombre Henry Wolfe, es en la actualidad músico y compositor. La relación profesional más cercana que tuvo con su madre fue cuando uno de sus temas formó parte de la película Julia y Julia. De las tres hijas, dos son actrices, Marie Willa y Grace Gummer, pero llevan su vida profesional con tranquilidad y buscando hacerse un lugar por lo que son y no por ser hijas de Meryl. La más pequeña, Louisa Gummer, es modelo y trabaja en la tienda de una reconocida diseñadora de Nueva York.

Esta historia familiar es un ejemplo viviente de que detrás de una celebridad, también puede haber una familia normal. Que no todas las famosas están destinadas a tener unos retoños problemáticos y desadaptados y que para ello lo más importante no es a que se dediquen los padres o cuánto dinero hagan, lo esencial es tomarse el tiempo para formar a la familia y cultivar la relación de pareja. Y en estos roles también Meryl se ha llevado otro premio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *